¿Qué son los ataques de pánico? ¿Cómo pueden tratarse?

El ataque de pánico es un tipo de trastorno de ansiedad en el cual las personas padecen de ataques repetitivos de intenso miedo, pensando que algo malo va a ocurrir.

¿Cuáles son las causas de los ataques de pánico?

Las causas de los ataques de pánico aún se desconocen, aunque los genes cuentan con un papel muy importante, es así como si un gemelo idéntico sufre de este trastorno, el otro gemelo puede presentar la misma afección en el 40% de las veces, pero más importante que estas causas de los ataques de pánico es tomar en cuenta, que en muchas ocasiones estos se producen cuando no existe ningún antecedente familiar.causas de los ataques de pánico

Los ataques de pánico son dos veces más frecuentes en las mujeres que en los hombres, sus síntomas por lo general se inician a los 25 años de edad, pero pueden presentarse incluso a los 35 años; este también puede presentarse en niños.

Síntomas de los ataques de pánico y la ansiedad.

Los ataques de pánico suelen iniciar iniciarse de repente y con mucha frecuencia suelen alcanzar su punto máximo luego de 10 o 20 minutos, algunos de estos síntomas suelen prolongarse durante una hora o más; un ataque de pánico puede ser confundido con un ataque cardiaco.

Si bien los ataques de pánico incluyen la ansiedad que padece la persona al encontrarse en una situación de la cual sea difícil escapar, esta también vive con frecuencia, con miedo de otro ataque y puede sufrir de miedo a estar sola o lejos de ayuda.

Quienes padecen de este trastorno, presentan al menos 4 de los siguientes síntomas:

  • Molestia o dolor torácico.
  • Mareo o desmayo.
  • Miedo a morir.
  • Miedo a perder el control o de muerte inminente.
  • Sensación de asfixia.
  • Sentimientos de separación.
  • Sentimientos de irrealidad.
  • Náuseas y malestar estomacal.
  • Entumecimiento u hormigueo en manos, pies o cara.
  • Palpitaciones, frecuencia cardíaca rápida o latidos cardíacos fuertes.
  • Sensación de dificultad para respirar o sofocación.
  • Sudoración, escalofrío o sofocos.
  • Temblor o estremecimiento.

Los ataques de pánico pueden modificar el comportamiento y desempeño de la persona en su hogar, su trabajo o su estudio; incluso estas pueden llegar a tener síntomas de alcoholismo, depresión y drogadicción.

No puede predecirse y al menos durante las primeras etapas no logran determinarse las causas de los ataques de pánico.

¿Cómo tratar los ataques de pánico?

Como el propósito del tratamiento es ayudar al paciente a mejorar su desempeño cotidiano, suelen combinarse los beneficios de la terapia cognitiva conductista con el empleo de un tratamiento farmacológico, para generar resultados aún más efectivos.

Es de este modo como el uso de antidepresivos denominado ISRS o inhibidores selectivos de la recaptacion de serotonina, son los medicamentos más utilizados para controlar esta afección; los medicamentos más recetados incluyen:

  • Fluoxetina (Prozac).
  • Sertralina (Zoloft).
  • Paroxetina (Paxil).
  • Otros ISRS.

Otros medicamentos que pueden ser utilizados para controlar esta afección, comprenden:

  • Otros tipos de antidepresivos, como los inhibidores de la recaptación de la norepinefrina (ISRN).
  • Anticonvulsivos para casos graves.
  • Las benzodiazepinas, entre ellas, diazepam (Valium), alprazolam (Xanax), clonazepam (Klonopin) y lorazepam (Ativan) se pueden usar por un corto tiempo.

Los inhibidores de la monoaminoxidasa (IMAO) sólo se emplean cuando los otros fármacos no funcionan, porque pueden tener efectos secundarios serios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *